Ejercicios caseros para mejorar el desempeño sexual: Kegel

Rate this post

En un artículo anterior hemos hablado de los ejercicios Jelqing que se utilizan para aumentar tanto el tamaño como el grosor del pene. Con solo unos 15 minutos de dedicación tres días por semana podrás hacer realidad tu sueño de tener un pene más largo sin necesidad de pasar por el quirófano y de forma totalmente segura. Ahora bien, a los hombres no solo les preocupa tener un pene largo y grueso, el desempeño sexual es algo al menos igual de importante. Sin embargo existen muchas razones por las que nuestro desempeño sexual puede verse disminuido o mermado. Existen suplementos específicos que ayudan a nuestro organismo a recuperar el equilibrio, con lo que volverán las ganas y la energía para tener sexo.

Sin embargo, lo que hoy vamos a proponerte no tiene nada que ver con pastillas, se trata de unos ejercicios que se suelen realizar combinados con los Jelqing anteriores y que tienen entre otros beneficios contribuir a mejorar el desempeño sexual en los hombres. Estas son algunas de las aplicaciones para estos ejercicios:

  • Disfunción eréctil
  • Trastornos de la eyaculación
  • Trastornos de la defecación 
  • Prolapso rectal
  • Dolor pélvico
  • Incontinencia urinaria

Cómo hacer ejercicios de Kegel

Para realizar correctamente los ejercicios de Kegel debemos proceder en tres fases. Primero localizaremos la musculatura, después aprenderemos a contraerla y posteriormente a relajarla. Este es el paso a paso explicado con detalle:

  • Encuentra los músculos pélvicos. La mayoría de las personas suelen tener dificultades localizando los músculos del suelo pélvico, por lo que se recomienda hacer un sencillo ejercicio que nos ayudará a conseguirlo. Se trata de detener la micción antes de haber acabado, ya que los músculos que utilizas para hacerlo son precisamente los que intentamos localizar. Al comienzo te resultará más fácil realizar los ejercicios tumbado aunque una vez que tengas práctica podrás hacerlos en cualquier postura. 
  • Contracciones. Una vez que hemos localizado la musculatura debemos contraer estos músculos del suelo pélvico, manteniendo la contracción durante tres segundos para luego relajar otros tres segundos Una vez que hayas ejercitado tus músculos y éstos se fortalezcan, trata de hacer los ejercicios de Kegel mientras estás sentado, de pie o caminando.
  • Solo los músculos pélvicos. Es importante que únicamente utilicemos los músculos del suelo pélvico y no otros, como los del abdomen, los muslos o los glúteos. Tampoco debemos contener la respiración, sino que debemos respirar de forma natural. 

Cómo hacer ejercicios de Kegel

Para el desempeño sexual es muy beneficioso también el conocido como Kegel inverso que consiste en lo siguiente:

  • Una vez que detengas la contracción del suelo pélvico, céntrate en relajarlo al máximo, justo lo contrario que buscábamos en el ejercicio anterior.
  • Para ello, haz el mismo esfuerzo que hacemos cuando queremos defecar, como si quisiésemos empujar los músculos hacia afuera.

Cuándo y cuánto debes realizar los ejercicios de Kegel

Lo ideal es repetir los ejercicios 3 veces al día realizando tres series de 10 repeticiones cada vez. Lo más práctico es integrar estos ejercicios en tu rutina diaria, asociándolos a otras tareas que realices todos los días como lavarte los dientes o ducharte. Dos momentos especialmente adecuaos son después de orinar para asegurarnos de vaciar totalmente la vegiga y antes de estornudar, toser o reírnos.

Cuando sientas que estás cerca de la eyaculación durante las relaciones sexuales, realiza una contracción de los músculos del suelo pélvico seguida de la relajación como has aprendido en los ejercicios. Así controlarás mejor la eyaculación y tus relaciones sexuales durarán más.

Existe un ejercicio más avanzado que requiere dominar bien la técnica anterior con la que es posible que un hombre sea multiorgásmico puesto que se evita la eyaculación. Para realizar esta técnica necesitas contraer el suelo pélvico antes de eyacular. Si consigues llegar al orgasmo sin dejar de contraer los músculos pélvicos sentirás un orgasmo muy intenso sin que se produzca eyaculación. Esto se debe a que al contraer los músculos, bloqueamos la salida del semen.

Cuándo se podrán ver los resultados

Uno de los resultados que se ven con más prontitud es un mejor control de la orina. Si haces los ejercicios de Kegel regularmente, verás resultados en unas pocas semanas y estos resultados deberían estar consolidados en un par de meses. Si incorporas los ejercicios de Kegel como una parte permanente de tu rutina diaria tu desempeño sexual a buen seguro mejorará notablemente.

¡Merece tremendamente la pena, comienza a ejercitarte hoy mismo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here